20 Mar 2022

Si quieres una mudanza sencilla, práctica y organizada, bota lo que ya no usas y empaca desde antes.

Quédate con nosotros y conoce todas estas recomendaciones que tenemos para ti.

Consejos para una mudanza fácil y ágil

Evita empacar la noche anterior

El trasteo será abrumador si dejas que se acumule lo que debes hacer. Mudarse requiere de cierta logística, es necesario estimar dinero, tiempo, permisos, agendar servicios y más. 

Por eso, te recomendamos preparar la mudanza con anterioridad y evitar empacar a último minuto. ¡Prográmate! Días previos, destina algunas horas para ir guardando todo poco a poco. Pon música y tómate tu tiempo, haz tu mejor esfuerzo por disfrutar ese proceso. 

Mira la mudanza como una limpieza del hogar

La mudanza es una oportunidad para sacar de casa lo que no gusta, lo que ya no está alineado con tu propósito de vida. Aprovecha para regalar, donar, botar. Lleva al nuevo espacio lo que realmente quieres que esté contigo

Verifica el horario permitido para mudarte

¡Evita sorpresas! Consulta con anterioridad, en tu conjunto y en el nuevo edificio al que llegarás, los días y horas permitidas para realizar mudanzas.

Además, ten presente que el Gobierno Nacional tiene establecidos horarios específicos para los trasteos, de acuerdo con Pineda Forero, está permitido mudarse de lunes a viernes de 6 a.m. a 6 p.m. y los sábados de 7 a.m. a 4 p.m.

Escoge el transporte adecuado

¿Qué tal que el día de la mudanza no te quepan tus pertenencias?, ¿que tengas un trayecto contratado y requieras más? Para evitar imprevistos es muy importante que selecciones el vehículo que mejor se ajuste al tamaño de tu hogar o cantidad de elementos. 

Toma fotos para recordar

¿Cómo así que sesión de fotos en medio de una mudanza? Pues, las fotografías son útiles cuando necesitas recordar cómo conectar o ubicar algo o cómo adecuar un espacio. 

Por ejemplo, los cables. Si quieres recordar la forma correcta de conectarlos, tómales una foto. Cuando tengas que volver a armonizar un espacio o a instalar algo, sabrás cómo hacerlo.

Etiqueta tus cajas con nombre y color

¡Organiza para ahorrar tiempo! Tu “yo” del futuro te va a agradecer mucho que hayas marcado las cajas o bolsas con el nombre de la habitación de destino. Esta marcación hará que los encargados de la mudanza descarguen cada elemento en su lugar. Ojo, Pineda Forero advierte que no se debe escribir “varios”, deben ser palabras específicas. 

Por otro lado, usar cintas de colores también es muy útil para no escribir en muchas bolsas la misma palabra. Cada espacio puede tener un color para que sea mucho más fácil desempacar, por ejemplo, la cocina va con la cinta roja. Y si eres una persona muy organizada puedes anotar en un documento o una libreta el contenido de cada caja y su color. 

Utiliza bolsas para empacar

Aunque las bolsas dificultan un poco el inventario, las de basura pueden ser útiles para objetos blandos. Por ejemplo, las colchas, las cobijas y los peluches.

Además, es ideal poner las macetas dentro de bolsas plásticas porque si se riega la arena, no habrá mayor lío.

Usa las maletas de viaje

Utiliza todas las maletas que tengas, son perfectas para guardar objetos pesados. Por ejemplo, deposita en ellas todos los libros que tengas en casa. 

Empaca individualmente los objetos delicados

Los objetos delicados deben ser empacados individualmente para que no haya roce entre ellos, así evitas que se puedan romper. Por ejemplo, es muy común poner los platos dentro de una caja, pero debes individualizarlos. Para tal fin, puedes poner entre cada uno los filtros del café. 

En cuanto a las copas, Emma explica que puedes meterlas en medias. Además, puedes usar ropa o camisetas para embalar elementos, y de paso, ahorras material y no gastas tanto plástico.

Ahorra espacio al empacar la ropa

La ropa puede ser uno de los elementos de embalaje que más tiempo requiere. Lo valioso es ahorrar tanto espacio como sea posible para no ocupar la mayor parte del vehículo de mudanza con esto.

Un gran truco para ahorrar espacio al empacar la ropa es enrollar las prendas, en lugar de doblarlas.

Empaca una caja “Ábreme primero

¿Qué se empaca al final? Los elementos esenciales. Si el cansancio o el tiempo te impiden acomodar todo en el nuevo lugar de forma inmediata, ¡este tip será tu salvación! 

Guarda aparte las cosas que requieres para pasar la primera noche en tu nuevo hogar. Incluye artículos de aseo como el cepillado de dientes, papel higiénico, sábanas, tus gafas, artículos de tocador y medicamentos.